Destacados Nacional — 02 octubre 2012
Análisis y Perspectivas de la coyuntura electoral actual en Venezuela
“Una vez más, los trabajadores y el pueblo pobre y explotado, nos encontramos en una encrucijada “

Johan Rivas, Socialismo Revolucionario,  SR CIT.

Es difícil escribir sobre los desarrollos del proceso político que vivimos en Venezuela, más si queremos profundizar los análisis más allá de si es blanco y negro e intentar tocar a fondo con las profundas contradicciones que acá se desarrollan. En este contexto, estamos a pocos días del que podría ser el evento político más importante en Venezuela en los últimos años y quizás uno del más importante para la región. Y queremos presentar nuestro análisis y perspectivas, de tan compleja situación socio política.

Específicamente, el próximo 7 de octubre se celebrara en Venezuela unas cruciales elecciones presidenciales, donde por un lado Chávez y su proyecto bolivariano del socialismo del siglo 21 se juega su continuidad y su reelección en el poder por 6 años más, que de  lograrlo sumaria ya 19 años en el poder, considerando que fue en febrero de 1999 cuando efectivamente se hicieron del poder una vez ganadas las elecciones de diciembre de 1998.

Por otra parte esta la oportunidad real de la derecha opositora de retomar el poder después de salir derrotados en 1998 y de haber controlado el poder político del estado venezolano por más de 4 décadas del siglo pasado.

En un contexto de profunda polarización, donde pareciera no haber otras opciones que el proyecto “revolucionario” que promueve el chavismo o el “progreso” que ofrece al derecha opositora. La izquierda revolucionaria y los trabajadores se ve una vez más envueltos en una encrucijada producto en parte, a que aun no hemos logrado una dirección revolucionaria genuina, que nos dote de una política independiente de clase, y  que nos permitan nos solo disputarles el poder político a los reformista y a la derecha reaccionaria abiertamente capitalista, si no de tomar de una vez por todas la dirección del proceso político y conducirlo definitivamente al socialismo revolucionario y democrático.

¿En qué condiciones se desarrolla la coyuntura electoral?
Chávez, El Chavismo entre desgaste y profundas contradicciones

Chávez y el fenómeno del chavismo, pasan por su peor momento político después del golpe fascista del 2002 cuando fueron sacados del poder. El desgaste de los 13 años de gestión de Chávez con la carga de los últimos 4 años marcados por una burocratización profunda del estado que arrastro incluso a una gran parte de los movimientos sociales que le apoyan y de la corrupción. Ha generado un reflujo del movimiento social revolucionario, que se expresan en descontentos, dispersiones, repliegues y atomizaciones, que debilitan el apoyo político orgánico de las bases populares con las cuales se ha mantenido el fenómeno del chavismo durante todo estos años.

El carácter sectario del PSUV y de sus simulados intentos de alianzas unitarias en función de la defensa de la “revolución” y su profundización, no solo ha profundizado esta crisis, si no que han facilitado cada vez más fuerte el reacomodo de las fuerzas reaccionarias de derecha y el distanciamiento de los elementos reales comprometidos con una verdadera revolución socialista.

(1)El Gran Polo Patriótico, y el (2)Comando Carabobo, son un ejemplo de ello, lo que se planteaba como una plataforma unitaria de planificación de tareas conjunta con los sectores revolucionarios, se ha convertido en un cascaron vacio, donde la dirección burocrática del PSUV, solo se dedica a imponer su línea sectaria como la alianza perfecta, donde claramente exigen a sus aliados alinearse a la posición del voto incondicional a Chávez a través del PSUV a cambios de concesiones políticas en las próximas elecciones regionales de alcaldes y gobernadores que será en diciembre de este mismo año. Este ultimo hecho es muy poco conocido en la “opinión pública nacional”, ya que es un hecho solo conocido entre los partidos comprometidos en la alianza y sus base más cercana de militantes.

Todo esto resulta no solo una traición a las esperanzas y aspiraciones de una gran mayoría del pueblo pobre y explotado, así como de la clase trabajadora, que aun ven en Chávez, su liderazgo, la opción de seguir luchando por un verdadero cambio de sistema y transformación definitiva de la sociedad capitalista vigente en el país.

Un ejemplo más claro de esta política fueron las declaraciones dadas por los Círculos Bolivarianos, órganos celulares de base que funcionan como soporte político ideológico dentro de las bases del chavismo. El pasado 02 de septiembre, en un artículo publicado en un diario de circulación nacional, afirmaron:

“… se debe evitar los llamados a castigar al partido (PSUV) desde otra posición…” estos en relación a las críticas sobre el partido y su manejo con las alianzas, en el mismo artículo, su principal dirigente afirmo:

“…Creemos que debemos hacerlo después del 8 de octubre. Este es el momento del presidente Chávez. Sin Chávez no hay nada. Ponernos nosotros  a pelear mezquinamente, ese tipo de acción de voto castigo, la migración de votos, y el debilitamiento del PSUV, es debilitar al presidente…”

Ultimas Noticias, Pág. 13, 02-09-2012

En parte tiene razón este dirigente, cuando dice que la crítica mezquina es decir asumir posiciones sectarias y ultra izquierdista puede dividir el intento de votación a favor y en contra de Chávez;  y facilitarles votos a la derecha. Pero lo que no es correcto es que detrás de toda esa hipótesis, pretenda ocultar y manipular, lo que viene ocurriendo a lo interno del partido y del movimiento chavista, entiéndase el Gran Polo Patriótico.

No será la crítica de los sectores revolucionarios, los que debiliten al PSUV y a la candidatura de Chávez, son sus propias políticas burocráticas y de conciliación con un sector “nacionalista-progresistas de la burguesía” lo que está debilitando al partido y al candidato Chávez. Como fue la afirmación de Chávez en diferentes  acto de masas en las ultimas semanas, haciendo un llamado a los ricos y burgueses de este país a que le apoyen ya que él “representa la garantía de estabilidad política y social del país”.

La derecha y sus posibilidades de triunfo

 La derecha, reaccionaria y abiertamente capitalista, esta sabiendo capitalizar los errores e ineficiencia de la burocracia roja. Y de una amplia base de los sectores revolucionarios que influenciados o manipulados bajo la disciplina revolucionaria impuesta por el PSUV, que han asumido una posición de no critica de las debilidades y contradicciones del gobierno el cual no solo le ha facilitado el trabajo de la derecha, si no que ha perjudicado que otro amplio sector revolucionario sobre todo de organizaciones de izquierdas, sean criminalizados políticamente como de derecha, cuando hemos asumido una posición critica algunas políticas del gobierno y su burocracia.

Esta situación, ha generado una especie de vacío, en cuanto a una oposición política de izquierda al gobierno, que la derecha la ha sabido capitalizar muy bien para hoy presentarse como la alternativa ante las graves fallas del gobierno en situaciones tan importante para la población como el servicio eléctrico, donde desde hace años se vienen dando situaciones de graves déficit en el servicio,  generando apagones a  diarios en todas las ciudades importantes del país a excepción de Caracas, donde pareciera que se han cuidado de que esto no suceda en la capital del país.

La ausencia entonces de una oposición de izquierda,  sumada a las contradicciones propias del chavismo, son las que han permitido que una derecha decrepita, sin nada nuevo que ofrecer y en plena decadencia, resurja de sus propias cenizas y se presente con una clara opción de triunfo, al punto, que en días pasado, en un acto de campaña de Chávez, tuvo que reconocerlo:

“…Nosotros, a estas alturas, estamos ganando las elecciones, yo no digo que cómodamente, no, no, pero estamos ganando…”.

El Universal, 02-092012.

L a izquierda revolucionaria fragmentada, dispersa sin dirección

La izquierda revolucionaria, está sumergida no solo en una crisis política de dirección, si no también está sumergida en un laberinto donde las salidas parecen no estar tan claras. Aunque hablar de la izquierda en Venezuela es tan complejo como su propio proceso político.

Hace un buen tiempo que un amplio sector de la izquierda, sobre todo la llamada “vieja guardia”, ex (3) PCV y grupos-partidos derivados de este, entre otros, capitularon ante el chavismo, algunos de forma honesta asumiendo sus tesis de la liberación nacional, etc. Y otros de manera oportunista pensando que esta sería su última oportunidad de montarse en el autobús del poder.

Al mismo tiempo existen otros sectores de la izquierda en Venezuela, que aun cuando mantiene un apoyo abierto a Chávez, se han visto en los últimos tiempos obligadas a plantear críticas aunque siempre cuidándose de no confrontar directamente con el liderazgo de Chávez. Es el caso por ejemplo de grupos (4) Marea Socialista, (5) CMR ex grupo de Alan Woods, de la TMI, (6) Frente Campesinos Ezequiel Zamora, entre otros. Cabe destacar que estos grupos u organizaciones no se expresan claramente como organizaciones de apoyo crítico a Chávez, si no que se expresa como “corrientes de izquierda dentro del chavismo”, entiéndase PSUV.

Existe otros sectores de la izquierda, que desde hace un buen tiempo ya no solo no respalda al gobierno como lo hacían en el pasado, algunos con apoyo crítico, si no que hoy se oponen abiertamente a él llegando incluso a la conclusión que hoy Chávez Y Capriles son lo mismo. De este sector, destacan muchos grupos calificados como “Trotskistas”, tales como (7) LTS, (8) UST, (9) Topo Obrero, (10) Opción Obrera, la mayoría son grupos influenciados por una corriente política denominada (11) Morenismo.

De este sector, hoy se posicionan en una “candidatura alternativa”, que se presenta como la opción independiente para la clase trabajadora, Orlando Chirinos, dirigente sindical de larga trayectoria y  miembro de un Partido llamado (12) PSL, Partido del Socialismo y de la Libertad. A esta opción se han alineado bajo la posición de voto crítico o apoyo crítico las organizaciones anteriormente mencionadas, que en líneas generales, con algunas diferencias entre ellas, han asumido que esta opción es la más correcta en el escenario político actual venezolano.

Hay otra izquierda, que aunque no se muestra alineada a ninguna tendencia, es afectada por la polarización política, en parte porque aun mantiene la posición de seguir luchando dentro del chavismo, y no fuera del chavismo por una razón elemental, hay que estar donde están las bases y la clase trabajadora en su mayoría y disputársela al chavismo  y su burocracia.

Asumiendo una posición de apoyo crítico y de oposición de izquierda al gobierno, reconociendo sus pasos adelantes con reformas sociales progresivas que han mitigado la pobreza y la marginalidad del pueblo pobre y explotado y de los trabajadores. Haciendo diferencia a la hora de asumir la crítica, entre el gobierno y su políticas y la amplia base social popular que le apoya.

Esta posición puede ser catalogada de ingenua, porque ante el poderoso aparato burocrático del chavismo que a veces sin querer ponerse de acuerdo le facilitan también el trabajo a la derecha, pareciera ser una posición irreal, pero el punto es que una revoluciona no se hace solo con vanguardias y compañeros con experiencias y eruditos marxologos, sino que también con la experiencia propia de la clase en sus proceso de desarrollo y madurez de sus conciencia política, que gira en función de sus propias contradicciones y de las que le impone el sistema dominante. En este sector de la izquierda, nos colocamos nosotros del SR-CIT

 

¿La Opción Independiente, la alternativa de la clase trabajadora?
“Porque no vemos la opción Chirinos-PSL, como la Opción revolucionaria en este escenario de coyuntural electoral”.

En todo este contexto, es que no vemos en este momento la opción de Chirinos como alternativa como lo afirman los otros grupos que le apoyan (LTS, UST, Topo Obrero, Opción Obrera), por lo que les conocemos y porque en el análisis no solo teórico si no practico, no has dado la conclusión, que de fondo sus diferencias con el chavismo no son tan radicales como la expresan en sus discursos, y explicamos:

La opción Chirinos fue una opción en el pasado, actualmente no lo es.

Chirinos fue  en su momento, una genuina opción para plantear una alternativa revolucionaria de la clase trabajadora. Sin embargo, creemos que hoy no es así, Chirinos no solo ha perdido liderazgo en el sector de los trabajadores, sino que los errores de su organización política,  lo han marginado y lo han alineado dentro de la polarización como elemento de la derecha. Es decir, para los que están alineados en la opción Chávez ven con desconfianza a Chirinos, incluso, dirigentes de la izquierda que estuvieron juntos con Chirinos en el pasado, como han sido algunos dirigentes del grupo Marea Socialista.

Los compañeros de lo que hoy se conoce como PSL, iniciaron su rompimiento con el chavismo y su burocracia una vez fracasado el 2do y único congreso legitimo hasta ahora que ha tenido la UNETE, central sindical, que intento ser la dirección político sindical de la clase trabajadora. Fracasado el intento de tomar dirección de este central sindical. En parte, reconocemos que por maniobras del mismo gobierno; pero también de algunas tácticas sectarias de los compañeros que apoyaban a Chirinos, que dicho objetivo no se alcanzaran.

Luego de esos eventos, Chirinos y su organización, en su momento (13) Cecura, fueron progresivamente encendiendo su verbo contra el gobierno y su burocracia, en muchas de sus denuncias incluso les apoyábamos, pero siempre le insistimos en que había que diferenciar entre el gobierno, su burocracia,  las contradicciones de Chávez y su base social que le apoya. Es decir que las cosas no son en blanco y negro.

En los últimos años con la intensificación de la lucha de clase producto de la agudización de la crisis mundial del capital, que golpeo a Venezuela durante los años de recesión, 2008-2010. El gobierno claramente asumió políticas, no solo contradictorias, si no que  muchas de ellas en contra posición con su auto definición de gobierno progresista de orientación hacia el socialismo, como fue criminalizar la protesta social y reprimir de manera selectiva, sectores en lucha de los movimientos sociales y en especial de la clase trabajadora.

Esto sirvió como justificación perfecta para que Chirinos y “sus organizaciones” establecieran alianzas con antiguo connotados dirigentes sindicales de los partidos de derecha tradicional. Claro que los compañeros tienen la habilidad y experiencia política, para justificar y explicar su política. Pero lo concreto es que las alianzas del (14) MSL y (15) FADESS, como supuesto frente únicos en defensa de los derechos más elementales de los trabajadores, no solo, no ha logrado ni lograran ser la plataforma de unidad de la clase, si no que la ha dividió aun mas  facilitado que tanto la burocracia chavista como de la derecha sigan coaptando al movimiento sindical de base.

Al mismo tiempos el funcionamiento orgánico de Chirinos y sus “organizaciones” como de algunas de las organizaciones que dicen apoyarles, no es tan diferente de lo que le critica a sus adversarios, el chavismo y la oposición. En el caso concreto de Chirinos, fuimos testigo de cómo funcionaba su corriente política sindical, CECURA, donde no hay consulta genuina de la base, ni la organización celular. Como  lo que paso con la posiciones con MSL y FADESS, incluso está documentado que organizaciones que hoy a poyan al PSL fueron duros críticos de esta políticas. Entonces concluimos, ¿cómo pensar o imaginar que PSL y Chirinos pueden ser más allá del discurso, diferente al chavismo?

Creemos que las posesiones de los compañeros, al cual tenemos mucho respeto, le hace más un daño que un favor a la clase, dividir a la clase sin ofrecer una clara dirección revolucionaria y abandonar a un amplio sector de los trabajadores y el pueblo que aun ven en Chávez la opción del cambio, nos parece un error que ayuda facilitar aun más, el camino de la contrarrevolución que el de la revolución.

Estamos ante una situación diferente a la coyuntura electoral del 2006.

La situación actual en Venezuela no es la misma del 2006, donde no solo Chávez estaba en su mejor momento, si no que el mismo Chirinos y sus organizaciones estaban en condiciones genuinas de convertirse en la plataforma de unidad de los  revolucionarios, donde podríamos haber desarrollado una alternativa política genuina de la clase trabajadora. (Esto se lo hicimos saber al mismo Chirinos y a su grupo en diferentes ocasiones).

La Derecha en aquel momento venia de derrotas contundentes por parte de los trabajadores y el pueblo, y que apenas para el 2006 intentaba reorganizarse y retomar la lucha política ya no por la vía del golpe de estado fascista, si no por la vía “democrática”.

El actual contexto, es una situación de extrema peligrosidad y complicación, el avance objetivo de la ultraderecha y el acelerado proceso de degeneración burocrática y derechización del proceso revolucionario-bolivariano, la fragmentación y  debilidad orgánica de la izquierda, que no tiene capacidad de plantear un programa que unifique las luchas que vaya más allá del enfrentamiento retorico con Chávez y la derecha, dejando sin dirección política clara a los trabajadores y el pueblo explotado, que se refugian en Chávez como alternativa de cambio, a pesar que este ha dado un giro de 360º grado, ya que en el 2006 su consigna era un voto por Chávez, era un ¡voto por el socialismo!, por la consigna ¡voto por Chávez!, es ¡voto por el corazón de la patria!

Con todo esto, no decimos que Chávez es el “mal menor”, o que hay que seguir con el chantaje de seguir apoyando a Chávez porque no tenemos una alternativa clara  de clase, nada de eso, por ello, queremos a continuación colocar unas citas textuales de Trotsky sobre un tema similar que lo ponemos para la reflexión y profundización del análisis de la situación actual que estamos viviendo.

En su artículo: (16) “La URSS en Guerra” del 25 de septiembre de 1939. (Aclarando que no es una analogía mecánica, sino que su reflexión la consideramos clave para entender la situación actual en Venezuela). En este articulo Trotsky no solo intenta defenderse y explicar su política, si no ayudar a clarificar a “revolucionarios” sobre sus posiciones puritanas y ultraizquierdista que lo estaban conduciendo asumir posiciones que al final facilitaban la derrota del proletariado. El compañero en una parte del artículo afirmaba:

“…No confiamos al Kremlin ninguna misión histórica. Nos opusimos y nos seguimos oponiendo a las ocupaciones de nuevos territorios por el kremlin… pero supongamos que Hitler apunta sus cañones contra el Este e invade territorios ocupados por el ejército rojo. Bajo estas condiciones, los partidarios de la cuarta internacional, sin cambiar de ninguna manera su actitud hacia la oligarquía del Kremlin, plantearan, como tarea más urgente del momento, la resistencia militar contra Hitler. Los obreros dirán: “no podemos cederle a Hitler el derrocamiento de Stalin; esa es nuestra tarea”…” (Las negritas lo hacemos nosotros).

Que queremos expresar con esta última cita de Trotsky, es que ante el avance de la derecha reaccionaria, el trabajo de profundizar la revolución, hacer los cambios, las correcciones dentro del proceso bolivariano, tenemos que hacerlos nosotros los revolucionarios con nuestra formas de organización y lucha y no por una acción oportunista y reaccionaria de la derecha, que no solo enviara a la basura todo el avance que hemos logrados en estos años, sino que reivindicaran una vez más que el socialismo es un ideología obsoleta y que la alternativa es seguir en el capitalismo.

(Continua en otro párrafo),

“…Este tipo de “defensa de la URSS”, naturalmente diferirá, como el cielo de la tierra, de la defensa oficial que ahora se propugna bajo el lema: “! Por la Patria!, ¡Por Stalin!” Nuestra defensa de la URSS se plantea bajo el lema: “! Por el Socialismo! ¡Por la revolución mundial! ¡Contra Stalin!” Para que en su conciencia las masas no confundan estas variantes de la “defensa de la URSS”…”

En otro párrafo encontramos:

“… No somos un partido de gobierno; somos el partido de la oposición irreconciliable, no solo de los países capitalistas, sino también en la URSS. Nuestras tareas, entre ellas la “defensa de la URSS”, las llevábamos a cabo no a través de los gobiernos burgueses, ni tan siquiera del gobierno de la URSS, sino exclusivamente mediante la educación de las masas agitando, explicando a los obreros que deben defender y que deben derrocar. Una “defensa” de este tipo no puede dar resultados inmediatos y milagrosos. Pero no pretendemos obrar milagros. Tal y como están las cosas, somos una minoría revolucionaria. Nuestro trabajo debe orientarse de modo que los obreros sobre los que ejercemos influencia puedan apreciar correctamente los acontecimientos, no permitan que los tomen desprevenidos, y preparen el sentimiento general de su propia clase para la solución revolucionaria de las tares que enfrentamos…”

Estas referencias la dejamos  a la reflexión e invitamos a estudiar y profundizar mucho mas este articulo de Trotsky y la continuación de este: (17) “Otra vez y de nuevo una vez más sobre el carácter de la URSS”, del 18 de octubre de 1939.

Como decíamos antes, intentamos buscar elementos que nos permitan clarificar nuestras posiciones como revolucionarios, y colocarnos lo más cerca posible de las masas que son en definitiva, donde tenemos que hacer el trabajo revolucionario.

Por otra parte en adición en este análisis, Está la cuestión de los programas que se debaten en la pugna electoral actual y que nos obliga posicionar con más claridad nuestras posiciones.

La cuestión de los  programas
¡No al Paquetazo!

Recientemente, se divulgo parte del programa del hipotético programa de gobierno de la derecha y más de los escenarios de guerra sucia politiquera entre chavistas y opositores de derecha, es objetivo que hay diferencias de fondo.

Por una parte la derecha defiende un programa abiertamente neo liberal donde de manera disimulada pretende retomar las políticas  de los años 90 de privatizaciones, recortes del gasto social, incorporación del capital privado en las industrias básicas del estado y reducción del mismo.

Mientras que del otra lado más allá de lo abstracto y de los reformista de sus políticas, se defienden la políticas de nacionalizaciones y por lo menos nominalmente pero se enuncia el socialismo, en este caso “bolivariano”, como sistema alternativo al capital”.

Por que Asumimos la campaña “Votar por Chávez no será Suficiente”

Como lo hemos intentado explicar en este análisis de coyuntura y perspectiva, la ausencia concreta de una alternativa revolucionaria nacida del seno de los trabajadores y del pueblo explotado. Y el avance de una derecha que claramente viene en defensa del capitalismo y acabar con los pasos adelante que hemos logrado bajo el chavismo en materia de derechos democráticos y sociales.

Asumimos, nuestra posición de: “votar por Chávez no es suficiente”, que Chávez no es socialismo, que debemos ya no solo dar apoyo crítico a su liderazgo y posibilidades electorales, sino que debemos organizarnos de manera consciente e independiente del estado burocrático y burgués, para derrocar por nosotros mismo, la contrarrevolución burocrática en el seno del movimiento bolivariano; y no por la complicidad de la burocracia y las acciones concreta de la derecha.

Que, a pesar del creciente descontento de las bases chavista, pero que aun son en su mayoría los sectores mas explotados del país, mantiene sus esperanzas en Chávez. Lo cual creemos que una política unitaria revolucionaria, no solo permitirá forzar al gobierno a enderezar el rumbo perdido, sino que también nos puede permitir desplazar a burócratas y oportunista.

Cuando decimos “votar por Chávez no será suficiente”, entonces estamos reconociendo que no basta con votar, que debemos doblegar la lucha, que no hay que tener solo ilusiones, que hay que organizarse y luchar y sobre todo, conectar, poner puentes de comunicación con esa amplia capa de trabajadores y jóvenes que cada día van sacando sus propias conclusiones y ven como sus ilusiones están siendo frustrada por el chavismo, pero al no ver alternativas claras prefiere seguir sobreviviendo dentro del movimiento bolivariana. Es ahí donde se orienta nuestra política.

Las perspectivas post elecciones, sin duda será un punto de inflexión.

La opción  Chávez es la principal alternativa de ganar las elecciones, pero deberá ser con amplio margen, un triunfo estrecho entre Chávez y Capriles, complicaran aun mas el proceso y es posible que el gobierno al ser consciente de las debilidades de la izquierda revolucionaria, profundice su política de alianza con sectores de la burguesía que el gobierno califica como de democrática, progresistas y nacionalista. Esto no será más que una concesión mas abierta, con una clase parasitaria que no va hacer otra cosa a la que ya ha estado acostumbrada, que es vivir de la renta del petróleo y seguir con sus negocios de especulación e importaciones y no de industrialización, como pretende el gobierno que suceda.

Por otra parte cada día que pasa el candidato de la derecha va ganando espacios, para dar ejemplos, era impensable que en otros momentos la derecha pudiere penetrar y hacer actos proselitista en sectores populares tan emblemáticos como Catia en el oeste de Caracas, que ha sido históricamente para el chavismo un bastión de la revolución, igual era impensable ver a un candidato de la derecha recibiendo muestra de afectos de estos sectores populares como se ha visto en los actos de campaña que este ha realizado.

De igual forma ha sido una novedad los actos realizados por el candidato de la derecha con trabajadores, incluso de Guayana, que es el centro del proletariado venezolano. Estos elementos sumados al degaste del gobierno y la ineficiencia objetiva de la burocracia, que no tiene capacidad de dar respuesta a los apagones en las regiones, entre otras deficiencias en la administración del estado. Han colocado a pocos días de las elecciones a la opción de la derecha con probabilidades serias de triunfo.

Un triunfo de la derecha no será el apocalipsis, pero si un punto de inflexión

El chavismo, es consciente que hoy la derecha puede derrotarle, la derecha igual, sin embargo, la derecha no tendrá fácil su triunfo, no porque no podrá cumplir con todas las promesas de campaña, las cuales en su mayoría es mantener (por lo menos por un tiempo) las reformas sociales implementadas por Chávez. Sino que tendrá que gobernar con una oposición del chavismo que aun perdiendo la jefatura de gobierno, quedara posicionado tanto en el parlamento nacional, como en otras instituciones del estado.

Además es probable que se profundice la crisis dentro del PSUV y el Gran Polo Patriótico, y se desprendan importantes movimientos sociales con sus liderazgo que podría abrir la posibilidad de plantearse un nuevo partido de izquierda, que permita confrontar directamente con la derecha y el chavismo ya desplazado del poder, con lo cual se intensificaría la lucha en los próximos periodos.

 La amenaza de la crisis económica internacional y una posible nueva recesión

Por otra parte, la crisis económica volverá a golpear la débil economía venezolana, y gane quien gane, sea Chávez o Capriles, ambos tendrá que tomar medidas económicas que definirán de una u otra forma su futuro en la dirección del estado. Para Chávez será más complicado, porque tendrá dos opciones, radicalizan el proceso y va abiertamente hacia una revolución socialista genuina, o profundiza su giro de derechización y tendrá que asumir por vez primera abiertamente una política de represión hacia los sectores de izquierda que se le opondrán, así como los trabajadores que no seguirán esperando el milagro con Chávez.

Todo esto será decisivo para el próximo periodo, por que Chávez podría perder la base popular con la que se ha mantenido hasta ahora y en una situación donde la derecha se presenta más organizada y cohesionada que la izquierda, los pronostico futuros para Venezuela son de mucha incertidumbre.

Es Necesario desarrollar una Oposición de Izquierda para el próximo periodo.

Por último, es claro también que la coyuntura electoral no será el fin de la lucha, sino todo lo contrario, la intensificación de la misma. Por ello mas allá de esta coyuntura coincidimos con todos los movimientos sociales y organizaciones de base revolucionarias incluso los que apoyan al compañero Chirinos, en que es una tarea urgente, unificarnos en función de un programa de lucha que nos permitan ir contra la derecha hipócrita y el reformismo de la burocracia chavista, y proponer una genuina alternativa de clase que no solo plateen el socialismo como alternativa, si no que conscientemente y claramente tenga vocación de asumir el poder político del estado para su transformación definitiva a un estado socialista en transición a una sociedad más humana y genuinamente democrática.

Notas:

(1)      Gran Polo Patriótico, Propuesta realizada por Chávez en el 2011, como estrategia de unidad de los revolucionarios para defender y profundizar la revolución de cara a la coyuntura electoral del 7 de octubre de este año 2012. Esta propuesta fue inicialmente recibida con mucha fuerzas por los movimientos sociales que viene confrontando con la dirección del PSUV, y por los otros partidos de la alianza patriótica. Al final esta iniciativa fue totalmente coaptada por la burocracia del PSUV. El SR-CIT, en su momento critico esta iniciativa ya que se presentaba más como un frente popular que un frente de unidad de la izquierda revolucionaria además de su propuesta por arriba y no a través de una discusión con las bases de los sectores en lucha.

(2)      Comando Carabobo, es la estructura organizativa que propuso Chávez para dirigir su campaña electoral, ha sido tradición de Chávez y del movimiento chavismo asociar cada coyuntura electoral con nombres vinculados a la batalla por la independencia contra la colonia española, de ahí el nombre Carabobo, que fue la batalla final que sello la independencia política de Venezuela. Su dirigente o jefe de este comando fue designado por Chávez y es Jorge Rodríguez, quine al mismo tiempo es el actual alcalde de caracas y que ha tenido cargos claves dentro del gobierno de Chávez como el de vicepresidente.

(3)      PCV, Partido Comunista de Venezuela.

(4)      Marea Socialista, grupo de Izquierda, que hace vida dentro del PSUV, algunos de sus principales dirigentes fueron compañeros de Chirinos en otras organizaciones como CECURA, y el PST, partido “Trotskista”, que existió en los años `70.

(5)      CMR y TMI, Corriente Marxista Revolucionaria, y Tendencia Marxista Internacional, ambas fueron una misma organización hasta hace unos años cuando se dividieron. Son reconocidas por su vinculación con el analista marxista internacional Alan Woods, el cual dirige la última de las mencionadas TMI.

(6)      Frente Campesinos Ezequiel Zamora, o Bolívar y Zamora, organización política de los trabajadores del campo, se considera también una corriente política dentro del PSUV, o dentro del chavismo.

(7)      LTS, Liga de Trabajadores por el Socialismo, sección venezolana de la FTCI, Fracción Trotskista Cuarta Internacional.

(8)      UST, Unidad Socialista de los Trabajadores, grupo trotskista de tradición morenista, son la sección venezolana de una organización internacional conocida como la LIT-CI, Liga Internacional de los Trabajadores, Cuarta Internacional.

(9)      Topo Obrero, al igual que algunos dirigentes de Marea Socialista, tuvieron vínculos con Orlando Chirinos y el PST, también fueron en el pasado parte de la CMR, hoy no se les reconoce con ninguna afiliación internacional concreta.

(10)   Opción Obrera, este otro grupo posee algunos antecedentes similares como los del Topo Obrero, se reconocen como la sección venezolana del CRCI, Coordinadora por una Refundación de la Cuarta Internacional.

(11)   Morenísimo, se dice de las organizaciones marxista que reivindican el pensamiento de Nahuel Moreno: destacado Marxista, argentino que fundó uno de los partidos de izquierda mas grande de su época el MAS, Movimiento Al Socialismo; y que intento reunificar las fuerzas marxista dispersas después de la frustrada IV Internacional comunista promovida por León Trotsky, muchas veces el calificativo de morenistas, se utiliza para descalificar de forma negativa, en nuestro caso no es así, es para ilustrar un poco sobre las distintas caracterizaciones de la izquierda en Venezuela.

(12)   PSL, Partido Socialismo y Libertad, antiguo USI, Unidad Socialista de Izquierda, Organización política que logro su legalidad burguesa como partido oficial regional, fundado por Chirinos y su equipo, con esta organización participaron en las elecciones regionales del 2008, donde también 3 de sus principales dirigentes fueron asesinados bajo el sicariato, acción que SR-CIT repudio, se solidarizo y participo junto a los compañeros en una multitudinaria manifestación que se dio en Maracay ciudad donde se dieron los hechos, en rechazo a tan cobarde acción. Este partido es hoy el PSL, que es el partido ya de carácter Nacional con que Chirinos es promovido como candidato a las elecciones del 7 de octubre.

El PSL, es entre otras cosas, la fusión con otro grupo denominado “Pasos a La Nueva Democracia”, grupo político donde la mayoría de su militancia proviene de un partido “histórico de la izquierda venezolana” Bandera Roja BR, que en las últimas décadas ha sido duramente cuestionado por su oportunismo, y por su posiciones vacilantes de estar un día con el gobierno y otro con la oposición. Actualmente  este partido BR, es uno de los muchos grupos de la coalición derechista MUD.

(13)   Cecura, Corriente Clasista Unitaria Revolucionaria Autónoma, tendencia política sindical fundada por Orlando Chirinos y otros dirigentes políticos sindicales  algunos vinculados en el pasado con el PST, Partido Socialista de los Trabajadores, que fue uno de los primeros partidos “trotskistas, tendencia Morenista” fundado en Venezuela en la década del 70. Esta tendencia política sindical nace en el seno de este grupo de dirigentes para luchar por obtener la dirección política de la UNETE, que se configuraba como la nueva central sindical de los trabajadores con un perfil más de la izquierda.

(14)   MSL, Movimiento de Solidaridad Laboral,  es una coalición política sindical que nace en la coyuntura de la criminalización de la protesta de los años 2009, 2010,2011, donde sectores de la vieja burocracia sindical de la antigua central sindical CTV “Confederación de Trabajadores de Venezuela” alineada a la Social democracia tradicional, y con vínculos con los factores que intentaron dar el golpe fascistas del 2002, se suma Chirinos con CECURA como parte de su política de “Frente Único” para enfrentar las políticas “anti-obreras del gobierno de Chávez”. En principio nosotros como SR, participamos en par de reuniones incluso en una especie de conferencia nacional en la UTAL “Universidad de los Trabajadores de América Latina”, donde claramente la participación fue de la derecha con solo la presencia de los compañeros de Chirinos( nos sus bases) y nosotros, hay decidimos no seguir asistiendo en este intento de frente ya que claramente se perfilaba como un estrategia más de la oposición burguesa de derecha para hacer oposición al gobierno de Chávez bajo el disfraz de defensa de los derechos de los trabajadores, incluso sostuvimos un aclarad discusión con uno de sus máximos dirigentes, Henry Arias, actual dirigente sindical de Alcasa, una de las industrias básicas del estado, donde este tenía una posición abiertamente contra el socialismo y pro capitalista, donde los compa de CECURA no hicieron ninguna intervención.

(15)   FADESS, Frente Autónomo en Defensa del Empleo y el Salario., los mismo que el MSL solo que fue un evolución al fracaso del primero, hoy es la derecha política sindical al igual que en el MSL que tiene la hegemonía de este frente, aunque reconocen en Chirinos su principal dirigente. De este movimiento solo tuvimos un participación semi clandestina en una marcha convocada por la misma, donde fuimos como observadora para ver el carácter de clase que tenía el movimiento, en dicha marcha pudimos observar dirigentes connotados de la derecha burguesa como María Corina Machado defensora de la tesis del capitalismo Popular y pre candidata a las elecciones internas de la oposición para elegir al candidato único para estas elecciones del 7 de octubre. Además en esta marcha que se realizo en Caracas a principio del año existían pancartas de algunos movimientos que acompañan la misma con consignas contra la política de expropiación del gobierno y en defensa de la Polar, oligopolio venezolano de bebidas y alimentos que en diferentes momentos Chávez en sus retoricas izquierdistas ha amenazado con expropiar. (La posición de Chirinos y su organización fue pragmática: “…nosotros respetamos lo que decidan los trabajadores…”)

(16)   La URSS en guerra, articulo de L.T. publicado en 25 de septiembre de 1939, para mayor información sugerimos el libro: “En Defensa del Marxismo” las contradicciones sociales y políticas de la Unión Soviética. Editado por la editorial norteamericana “Pathfinder”.

(17)   Otra Vez y de nuevo una vez más sobre el carácter de la URSS, articulo de L.T. publicado en 18 de octubre de 1939, para mayor información sugerimos el libro: “En Defensa del Marxismo” las contradicciones sociales y políticas de la Unión Soviética. Editado por la editorial norteamericana “Pathfinder”.

Related Articles

Share

About Author

wprieto

(0) Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>